La casa

Casa Rural El Pastor era la casa del pastor del pueblo. Pero anteriormente tuvo otros muchos usos: fue escuela, un refugio de peregrinos e incluso un hospital. La restructuración se ha llevado a cabo sobre la casa semiderruida en la que se han respetado las fachadas, paredes de piedra natural de más de 200 años, así como los huecos de ventanas y puerta de entrada. Además, en las épocas de verano se podrá disfrutar de una piscina a 200 metros de la casa de uso privado reservado para los inquilinos equipada con una caseta para hacer barbacoas.

La casa está dividida en tres plantas y con capacidad para 16 personas. La primera consta de un salón comedor muy amplio con puerta de acceso a un jardín con barbacoa, cocina completamente equipada y un aseo. En la segunda planta hay cuatro habitaciones, dos con cama de matrimonio y otras dos con dos camas. Por último, en la última planta hay otras cuatro habitaciones con techos abuhardillados pero con altura suficiente para estar cómodo. De estas cuatro habitaciones tres son con dos camas y una con cama de matrimonio, al ser la última planta y pensando en la seguridad de los niños, todas las ventanas de esta planta cuentan con llave de seguridad para que no puedan ser abiertas nada más que por adultos.